agosto 28, 2009

Un nabo


Parece esa clase de persona capaz de tropezar dos veces con la misma piedra ¿No? El CEO de la canadiense Aquiline Resources bajó por primera vez a la provincia de Chubut e hizo declaraciones al diario del mismo nombre. Con un foro en Trelew organizado por Carlos Cuburu, cara visible de la empresa en Ingeniero Jacobacci hace unos años, y una reunión del Grupo de Empresas Mineras Exploradoras de la República Argentina (GEMERA) en Madryn, la firma que opera bajo el nombre local Minera Argenta salió a mostrar públicamente su desesperación. No hay mucho que agregar: Marc Henderson aceptó el riesgo de invertir (62 millones de dólares, dice) en el desarrollo de un proyecto minero cuya metodología de explotación está prohibida en la provincia desde 2003. Ahora que finalmente se da la cabeza con la ley 5001, y después que el gobierno chubutense haya acusado a la empresa de "fraudulenta", debe responder ante los impacientes inversores. Evidentemente, Henderson es mejor litigando que obteniendo permisos ambientales: lo mismo le paso hace unos años en Río Negro con el proyecto de oro Calcatreu.

No hay comentarios: